Menu

Bienvenido a mi estudio!

“Un lugar inundado de luz y rincones mágicos
para poder guardar esos momentos únicos para siempre”

Cuando empecé a dedicarme a la fotografía de Recién Nacidos lo hacía desde casa.  Tenía un espacio acondicionado para ello, pero cada día estaba más invadida de complementos, fondos, atrezzo, y casi se convirtió en un estudio con un espacio acondicionado para vivir. Era el momento de hacer un  cambio, de buscar un lugar propio, cálido, como si fuera la extensión de tu propio salón. Por eso la búsqueda del estudio me llevó varios meses y ahora, por fin, puedo decir que he encontrado un espacio único, y me encanta poder compartirlo con vosotros, y que os encontréis tan a gusto como yo.

Es un estudio diferente a los convencionales, hecho a medida, amplio, confortable, con todo lo necesario para que las horas que estéis aquí disfrutéis al máximo de cómo se van creando vuestras imágenes. Trabajar con Recién Nacidos de menos de 12 días puede ser una locura, las hormonas disparadas no suelen ayudar así que es importante que  aquí estéis tranquilos, lejos del bullicio que puede traer una nueva vida. Refugiados, por unas horas,  en un lugar lleno de detalles para vuestra comodidad, acondicionado con la temperatura idónea,  poder tomar un café, charlar, disfrutar de un agradable espacio exterior.

Aquí podréis elegir entre más de 1000 complementos, diferentes fondos, atrezzos… para hacer vuestra sesión única. Me encanta la piel desnudita de un bebé recién nacido, las primeras sonrisas, sus gestos, una pareja mirándose a los ojos, dos manos que se acarician… Disfruto mucho cuando veo el resultado, y no paro de buscar nuevas inspiraciones en cada sesión, texturas, colores… y en mi nuevo estudio puedo dejar volar la imaginación y crear algo nuevo cada día.

Aquí os espero!